UMA's.

Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre. (UMA'S).

Las UMA's se han establecido con el fin de proteger la biodiversidad en México a través del el aprovechamiento de ejemplares, productos y subproductos de los recursos de la vida silvestre, que requieren un manejo para su operación,  a fin de propiciar su conservación.
 
Una UMA se puede aprovechar de manera extractiva o no extractiva, dependiendo si el aprovechamiento implica o no la remoción de las especies de su hábitat natural; y se clasifican en “intensivas” cuando su conservación o aprovechamiento se realice en confinamiento con intervención del  hombre; y “extensivas" cuando se alimentan y resguardan bajo las condiciones naturales, es decir se encuentran en vida libre. Ocasionalmente puede suceder que una UMA contempla tanto el manejo intensivo como extensivo. Asimismo, pueden funcionar como productos de pies de cría, como bancos de germoplasma, como nuevas alternativas de conservación y reproducción de especies, en labores de investigación, educación ambiental, capacitación, así como unidades de producción de ejemplares, partes y derivados.

Las UMAs se establecen en  áreas delimitadas, en donde el titular de la misma tiene el derecho del aprovechamiento y la corresponsabilidad en la preservación del hábitat y las especies que ahí habitan, así como el derecho a la toma de decisiones sobre las poblaciones en cuya conservación se invierte y trabaja. Una vez  registrada  la UMA se integra  un  Plan de Manejo(ante SEMARNAT) elaborado por el técnico de la misma, en el  que se describen  sus objetivos y el programa de trabajo. En el Plan de Manejo se debe incluir: los proyectos a desarrollar, datos principales del sitio, las especies y la manera de aprovechamiento de los recursos sin poner en riesgo a la especie. Si el Plan de Manejo es autorizado por SEMARNAT entonces podrá iniciar su funcionamiento, pero se le dará un seguimiento constante por parte del titular responsable y de las autoridad normativa y verificadora para  garantizar su adecuada operación, y vigilancia.

Los ejemplares, partes y derivados provenientes de las UMA deben certificarse mediante algún sistema de marcaje (como lo son los microchips), los cuales varían según la especie de que se trate, además de acompañados de la documentación que acredite su legal procedencia, para finalmente incorporarlos a los circuitos de mercado tanto nacionales como internacionales. 

La UMA ha dado lugar a la creación de el SUMA (Sistema Nacional de Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre) que contribuye a compatibilizar y a reforzar mutuamente la conservación de la biodiversidad con las necesidades de producción y desarrollo socioeconómico de México, busca promover el desarrollo de alternativas de producción compatibles con el cuidado del ambiente a través del uso racional, ordenado y planificado de los recursos naturales, y en particular de la vida silvestre.

Asimismo, existen los Centros de Conservación e Investigación de la Vida Silvestre, cuyo  objetivo principal es la recepción, conservación, protección, recuperación, reintroducción y canalización de aquellos ejemplares de vida silvestre que son producto de rescate, entregas voluntarias o aseguramientos, dentro de ellos se pueden llevar a cabo programas de recuperación de especies, monitoreo ambiental, investigación científica, educación y capacitación. 

Una UMA no solamente desarrolla la conservación ecológica y apertura económica, sino además de concientización social, es una nueva alternativa de actividades de producción sustentable, impulsando el desarrollo de fuentes alternativas de ingresos, así como la percepción en cuanto a los beneficios derivados de la conservación de la biodiversidad frenando así los procesos de deterioro ambiental. Es una innovadora forma de invitar a la  sociedad a cuidar de la Vida Silvestre encontrando alternativas económicas y ambientales.

Hasta ahora se han incorporado 3.5 millones de hectáreas al esquema de áreas naturales protegidas y la superficie total de UMAs  se incrementó 27 por ciento entre 2007 y 2011, para llegar a 35.7 millones de hectáreas. Existen al menos 10 mil 400 UMAs,  lo que equivale a un 18 % de total del territorio. Tal es  el caso de las  UMAs  ubicadas en la región del Istmo (Oaxaca)  en dónde indígenas zoques y zapotecos están al frente, se trata de más de 30 criaderos de animales como la iguana negra y verde, el tepezcuintle y diversas especies de loros. Permitiendo así que los indígenas puedan tener la oportunidad de criar especies en peligro de extinción, y al mismo tiempo, les permita venderlas y hasta consumirlas. La finalidad es atender el deterioro de la biodiversidad empleando medidas para conservarla al mismo tiempo que se obtienen beneficios tanto ambientales como económicos y que puede traducirse en  el logro del desarrollo sustentable.

Pensemos en el éxito que se ha logrado con las mismas, los beneficios que conllevan y los grandes cambios que han logrado, pues pese a la destrucción que a día con día sufre la biodiversidad en México hay alternativas para la protección y cuidado de la misma lo que permite no sólo evitar la extinción de las especies sino que la ocupación de tierras ociosas en la conservación de la Vida Silvestre encerrando un incalculable valor.

México cuenta con un número significativo de familias dedicadas al campo,  sector al que  las UMAs les resultan una fuente alternativa de recursos. Tal es el caso de la producción de grana cochinilla, insecto con gran importancia económica por la producción del colorante rojo en cosméticos, el aprovechamiento sustentable de la grana cochinilla necesariamente se da bajo el nombre de UMA pues se trata de una especie que puede llegar a agotarse si no se toman las medidas pertinentes para su existencia. Cuando se selecciona un bien sistema de cría los costos de inversión y producción se reducen significativamente, en Oaxaca se da el establecimiento de UMA dedicadas a la conservación y producción de la grana cochinilla, de gran importancia que no solo involucra la  recuperación de una parte de la rica herencia histórico-cultural de los pueblos que habitaron la Mixteca de Oaxaca sino además un importante impulso para el crecimiento económico de dichas familias y así también la conservación de la misma. Oaxaca cuenta además con un mercado artesanal que puede ser cubierto por pequeños productores de grana cochinilla.


Maricruz Moreno.